Vacaciones en Dubrovnik, siete días de ensueño

¿Estás buscando destino para pasar unas vacaciones increíbles? Te proponemos una ciudad ideal para visitarla desde el mar después de alquilar un velero: Dubrovnik.

Sus playas cercanas y con encanto, su variedad en turismo cultural y un mar en calma en verano hacen de este destino una cita obligada para todo aquel viajero que le guste navegar.
El encanto de Dubrovnik hace que tengas múltiples opciones de norte a sur, todas y cada una son igual de interesantes. Mientras en el norte la protagonista es la naturaleza, en el sur el ambiente es más urbano.
Y para no perderte detalle te recomendamos una ruta circular pasando por las islas más bonitas de la zona en una semana.

Día 1: Dubrovnik – Korcula
Nuestra primera parada es Korcula, la Isla de Marco Polo. Calles empedradas y en forma de espina de pez para favorecer la corriente de aire. Una isla pequeña con encanto para callejear sin miedo a perderse. No olvides visitar la Casa de Marco Polo, la iglesia Sveti Petar y la catedral de San Marcos.

Día 2: Korcula – Hvar
El segundo día haremos parada en Hvar, una bucólica isla con tan solo 11.500 habitantes. Es la zona con más horas de Sol de todo el mar adriático. Cuando lleguemos debemos tener en cuenta que podemos anclar nuestro velero en el puerto de Palmizani con 190 plazas o también el puerto de Soline y Adrilica la Ensenada.
No nos podemos perder la Catedral de San Esteban, el Convento de los Franciscanos, el Teatro Antiguo, La Fortaleza Española, el Fuerte de Napoleón y las Islas Pakleni, donde los barcos grandes no pueden entrar y puedes realizar un sinfín de actividades acuáticas, ideal para los más pequeños.

Día 3 y 4: Hvar – Split
Split, una ciudad en la que vale la pena detenerse y dedicarle un día entero. Patrimonio de la humanidad desde 1979 y el mayor puerto dálmata.
Combina a la perfección modernidad con tradición, callejuelas con grandes calles, llena de iglesias, murallas y edificaciones de diversos estilos. No puedes dejar de ver el Palacio de Diocleciano, la Catedral de Domnio, el Mausoleo de Dioclesano, así como tomar algún refresco en el paseo marítimo con vistas al mar adriático.
Después de ver el casco histórico y tomar algo es hora de visitar uno de los encantos de Split, sus playas. Un recorrido de playa en playa puede hacer las delicias de toda tu familia.

Día 5: Split – Lastovo
El destino favorito de los amantes del buceo y snorkel, el agua cristalina y desde 2006 parque natural.
En tierra también podemos disfrutar de las 46 iglesias que encontramos en Lastovo e islas cercanas y si ya hemos visto el fondo marino y visitado los monumentos y edificios históricos no podemos fallar a la cita obligada, la buena gastronomía de la zona.

Día 6: Lastovo – Mljet
Para los amantes de la literatura clásica Mljet es la isla protagonista del intenso amor entre Ulises y Calipso.
Esta isla se debe disfrutar tranquilamente, relajado y preparado para ver su inmensa riqueza natural, sus aves, su gastronomía tradicional y sus innumerables caminos para practicar el senderismo. Así como visitar pequeños pueblecitos poco habitados. Si eres amante del buceo, no te pierdas el coral rojo del fondo marino.

Día 7: Mljet – Dubrovnik
Y el último día regresamos con nuestro velero de vuelta a Dubrovnik después de haber disfrutado de una semana magnífica en una de las zonas más bonitas de nuestro planeta.

Si después de esta ruta de 7 días aun tenéis ganas de navegar, Croacia os ofrece una infinidad de posiblidades en sus islas, en este enlace os damos más información.

Y si quieres profundizar y leer más sobre la costa Dálmata aquí te dejamos este enlace a una guia de viaje muy completa.


You May Like This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*