Ruta en barco por Barcelona

Barcelona es uno de los destinos turísticos preferidos, no solo de Europa sino de todo el mundo. Es famosa por la arquitectura de Gaudí, sus fiestas y su ambiente, el fútbol y una cocina mediterránea y un clima maravilloso. Pero la costa más cercana a esta ciudad cosmopolita tiene también mucho que ofrecerte. Por eso te proponemos desde BoatBureau esta ruta en barco por Barcelona de 7 días, para que conozcas el litoral sur de la capital catalana, hasta llegar a Tarragona.

 

Navegación

La mejor época para navegar por la costa de Barcelona es entre mayo y finales de julio o principios de agosto puesto que los vientos son muy suaves. Las olas suelen ser de medio metro de altura y la temperatura del mar en verano ronda los 24 grados, por lo que la navegación es una experiencia muy placentera. Navegando hacia el sur encontrarás largas playas de arena fina y pueblos de pescadores como Sitges, que ofrecen tranquilidad y belleza.

Navegar hacia el norte de Barcelona y por la Costa Brava también es una maravillosa opción que ofrece muchos kilómetros de playas y pueblos pesqueros, pero también rincones de costa agreste y calas escondidas.

Viento y climatología

En la costa de Barcelona, entre mayo y agosto, sopla el Migjorn, un viento del sur muy suave que apenas se nota por la mañana y es un poco más fuerte por las tardes. De cara a finales de agosto, septiembre y octubre el clima también es muy agradable pero hay que tener más en cuenta los vientos y las lluvias. El viento en la costa central catalana es mucho menos importante que el de la Costa Brava, por lo que esta parte de litoral es el más adecuado para aquellos navegantes inexpertos porque apenas presenta complicaciones.

Itinerario: Barcelona – costa sur (7 días / 98mn)

 

Día 1. Barcelona – Sitges (22mn) 

El primer día de esta ruta en barco por Barcelona partiremos de la capital catalana y nos dirigiremos hacia Sitges. Esta ciudad de raíces pesqueras es conocida por su Carnavale y por el Festival de Cine Fantástico que se celebra cada otoño. No te pierdas su núcleo antiguo y la vista desde el paseo marítimo con la iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla al fondo.

Día 2. Sitges – Coma-ruga (14mn)

Seguimos hacia el sur y nos dirigimos a Coma-ruga. Aquí podemos practicar diversos deportes acuáticos o disfrutar de su playa, de más de dos kilómetros de largo. Desde hace más de 25 años esta playa tiene Bandera Azul, el distintivo europeo que distingue las playas con mejores instalaciones y condiciones ambientales.

Día 3. Coma-ruga – Tarragona (14mn)

El tercer día llegaremos hasta Tarragona, una de las mayores ciudades de Cataluña. Aquí residió el emperador romano Augusto y la ciudad fue capital de facto del Imperio Romano durante unos pocos años. Su importancia durante esta época provocó que la Tarragona actual tenga una gran riqueza de monumentos y construcciones romanas, como el anfiteatro, el circo o la Torre de los Escipiones.

Día 4. Tarragona – Vilanova i la Geltrú (22mn)

Regresaremos hacia el norte y haremos parada en Vilanova i la Geltrú, a medio camino entre Tarragona y Barcelona. Después de la visita cultural de Tarragona, en Vilanova i la Geltrú podemos relajarnos en su larga playa de arena fina.

Día 5. Vilanova i la Geltrú – Garraf (10mn)

Seguiremos disfrutando de la costa de Barcelona y nos dirigiremos a la playa de Garraf. A diferencia de las anteriores, esta playa es pequeña y está enclavada entre las montañas. En la arena hay unas pintorescas casitas de madera que solían ser hogar de pescadores.

Día 6. Garraf – Barcelona (16mn)

El sexto día de navegación regresaremos a Barcelona. Durante el día podremos disfrutar de la larga playa que se extiende entre Castelldefels y El Prat de Llobregat, si nos apetece. Si somos amantes de la aeronáutica, en esta zona se pueden ver a muy poca distancia despegar y aterrizar los aviones en el aeropuerto de Barcelona. Llegaremos a la capital catalana y podremos pasar la noche en uno de sus exclusivos clubs.

Día 7. Barcelona (0mn)

El séptimo y último día de esta ruta en barco por Barcelona lo dedicaremos a conocer la ciudad. Es un día para descubrir la Sagrada Familia, la Pedrera el Parque Güell y otros edificios de Gaudí, sus museos, la Catedral, Las Ramblas o el mercado de la Boquería. O si nos apetece, también podemos navegar unas millas más a norte o sur para seguir disfrutando de todo lo que ofrece la costa catalana.


You May Like This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*