La Volvo Ocean Race 2014-2015

Una vuelta al mundo. Siete equipos. Once puertos. Nueve etapas. 38.739 millas náuticas. Una parada técnica. 27 días por etapa surcando el océano. Una meta. Este es el destino que les espera a los regatistas que este fin de semana se han lanzado a navegar la Volvo Ocean Race 2014-2015. Una aventura no apta para cardíacos.

Los equipos

La gran sorpresa de esta edición es la participación del primer equipo femenino en 10 años: 14 mujeres integran el Team SCA capitaneado por la reputada regatista en solitario Sam Davies. Vienen a demostrar que la navegación, también en cosa de chicas.

La tripulación española del Mapfre liderada por los campeones olímpicos Iker Martínez y Xabi Fernández tiene su objetivo muy claro: hacer historia, trayendo la primera victoria española a casa. Comienza el desafío.

El Abu Dhabi Ocean Racing es uno de los contricantes más duros. Ian Walker vuelve al timón del ‘barco halcón’ con la experiencia, el presupuesto y el tiempo controlados para ganar.

Por otro lado, el Team Alvimedica se estrena. Este equipo de jóvenes americanos patrocinados por una marca turca cumplen un sueño perseguido durante años. Charlie Enright, con miles de millas oceánicas a sus espaldas, los patronea. ¿Lo lograrán?

Otro ambicioso proyecto es el chino, llamado Dongfeng Race Team. El “Viento del este”, patroneado por el francés Charles Caudrelier, cuenta con la mitad de regatistas chinos y la otra mitad de internacionales.

El veterano patrón holandés Bouwe Bekking, con sus seis participaciones detrás, vuelve a capitanear el Team Brunel con una tripulación joven, entusiasta y en muy buena forma. ¿Será la séptima la que le dará la victoria?

Y por último, Chris Nicholson, cuatro veces campeón de la Volvo Ocean Race, se reta de nuevo a conseguir su quinta victoria junto al Team Vestas Wind, acompañados de un partner de excepción: uno de los mayores fabricantes de aerogeneradores del mundo. Parece que el viento estarà de su favor.

El barco
Esta vez, la carrera ha implantado el concepto de monotipo: barcos iguales para todos. Se trata de un nuevo velero modelo: el Volvo Open 65 (VO65). Esta decisión ha logrado hacer que la competición sea más reñida, ha ampliado la participación y ha puesto directamente la victoria en las manos de los regatistas. Así, todo dependerá de la actuación y la preparación de los equipos que, eso sí, colgarán sus estandartes para marcar su identidad durante la batalla.

Las etapas
El 11 de Octubre, los siete equipos partieron de Alicante (España) rumbo a Ciudad del Cabo (Sudáfrica), donde llegarán a mediados de noviembre. De la primera parada de la Volvo Ocean race puede esperarse de todo. La moral de la tripulación es la base de la victoria y un mal resultado puede mellar la actitud y motivación del equipo para el resto de la competición. Es importante, como se suele decir, remar a una. El descanso será corto, cuatro días después zarparán hacia Oriente Medio. Si todo va como debe, los equipos podrán pasar las navidades en familia nada más y nada menos que en Abu Dhabi, donde tendrían que haber llegado con suficientes días de antelación a las celebraciones.

El 3 de enero, nuevo mar y nueva meta: Sanya (China). La etapa más corta, pero una de las más duras. El Mar de Omán, la punta de la India y el estrecho de Malacca les esperan en un camino lleno de obstáculos con los que chocar: rocas, barcos de pesca sin luces, países, redes a la deriva, containers flotantes… No será fácil llegar a Auckland (Nueva Zelanda) para San Valentín. En la “ciudad de las velas” llueve un día cada cuatro de media, pero el tiempo al final del verano es agradable. A mediados de marzo, los regatistes que hayan llegado hasta aquí, partirán rumbo a Itajai (Brasil), una travesía considerada como “el corazón y el alma” de la Volvo Ocean Race. Tras miles y miles de millas, atravesando el casquete polar, llegar el primero a Brasil será toda una proeza. La temperatura media en abril ronda los 27º, todo un lujo tras el frío viento del océano. Los regatistas, sucios y exhaustos, deberán descansar bien, pues solo habrán llegado al ecuador de la carrera.

Newport (USA), una de las ciudades norteamericanas con más afición a la vela, será la sexta parada, tramo que comenzarán el 19 de abril para llegar sobre el 4 de mayo y volver a zarpar a mediados del mismo mes. Prepárense para la lluvia y el fresco; el Atlántico en esa época no da tregua. Lisboa, la preciosa capital de Portugal, estará esperando a los competidores que lleguen a principios de junio. Un lugar con un interesante pasado de imperio naval durante los siglos XV y XVI. Será el 7 de junio cuando los equipos se hagan de nuevo a la mar en ruta hacia Lorient (Francia), situado en la Bretaña francesa. Esta pequeña ciudad donde cerca de un 10% de la población trabaja en el sector marítimo, desde puertos de mercancías y pesqueros hasta barcos de pasajeros y embarcaciones de recreo, apoya tanto este deporte a nivel local que los niños dan clases de vela desde la escuela primaria.

Se acerca el final. La Haya (Países Bajos) será la primera parada de 24 horas en la historia de la Volvo Ocean Race. Las tripulaciones saldrán en el mismo orden en el que llegaron, pero con 24 horas de diferencia. Un pequeño descanso para planificar y prepararse para la meta: Gotemburgo (Suecia), la sede de Volvo. El Mar del Norte alberga algunas complicaciones, de modo que todo podría decidirse allí. Está previsto que los regatistas lleguen el 21 de junio. Unos días después, la regata In-port final del 27 de junio determinará el equipo campeón.

La mentalidad
Ganar una vuelta al mundo a vela no es tarea fácil, son muchos los peligros a los que se enfrentan los regatistas: el clima, las calmas, la humedad extrema, las averías estructurales, las colisiones con ofnis (objetos flotantes no identificados), los icebergs, los animales marinos… Es por ello que los navegantes se han preparado en precauciones de seguridad, supervivencia y estado físico y mental. Además de llevar su macuto a cuestas, un buen regatista debe ser como el mar: frío en su actitud y caliente en sus decisiones. ¡Toda la suerte del mundo para los campeones!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*