La posidonia en Baleares, un tesoro que hay que preservar

Disfruta de tu barco de alquiler y protege el medio ambiente

La posidonia es una planta acuática endémica del Mediterráneo. Tiene unas características similares a las plantas terrestres, florece en otoño y en primavera y produce unos frutos flotantes que coloquialmente se les conoce como olivas de mar.

Esta planta acuática forma praderas submarinas y tiene una enorme importancia ecológica, ya que, aparte de ejerce una considerable labor en la protección de la línea de costa de la erosión, y de que diferentes organismos animales y vegetales encuentran en las praderas alimento y protección, es un bioindicador de la calidad de las aguas marinas costeras.

En estos momentos la posidonia se encuentra en un momento delicado, los problemas de mayor calado son la contaminación marítima (desaladoras, vertidos, depuradoras), especies invasoras (algas y peces), pesca de arrastre, instalaciones de acuicultura, calentamiento del agua, obras en el litoral y puertos, tráfico de buques comerciales, regeneración de playas, etc. etc.

Desde Boatbureau os proponemos una ruta respetuosa con las praderas de posidonia, recorriendo los fondeaderos creados para proteger tan preciado tesoro del garreo de las anclas.

Para realizar esta travesía se recala en fondeaderos previamente concertados con la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno Balear, siempre y cuando la climatología lo permita. En la web www.balearslifeposidonia.eu los navegantes encontrarán toda la información relativa a los fondeos autorizados y a la importancia ecológica de la posidonia.

Una ruta respetuosa y maravillosa

Nuestro puerto de salida es el puerto de Palma de Mallorca, al suroeste de la isla de Mallorca, comunidad autónoma de las Illes Balears (Islas Baleares), situado en la Latitud 039°35′ Norte y Longitud 002°39′ Este.

Antes de la salida, y sobre todo cuando alquilamos el barco, haremos una inspección para comprobar que los elementos de seguridad y navegación estén en orden.

Para realizar la travesía debemos llenar la alacena, efectuar las compras correspondientes, y dormir en la embarcación. Durante este tiempo a aprovecharemos para que la tripulación se conozca antesde la salida.

Cala Blava y la leyenda de las cuevas de Portals Vells

Después de levantar fondeo pondremos rumbo directo a Santa Ponça y Portal Vells, en una visita a la isla no se puede pasar de largo sin recalar y bañarse en estas playas.

Sobre las cuevas del Portals Vells, con el nombre de “Mare de Déu” (Madre de Dios), existe una hermosa leyenda.

“A mediados del siglo XV un velero que navegaba hacia la costa de la península española fue sorprendido por un horrible huracán. La tormenta rasgo las velas y unas olas gigantescas rompieron el armazón de madera y los mástiles del barco. En extremo peligro de muerte, el capitán y su tripulación realizaron el siguiente juramento: si se salvaban alcanzando la costa, vivos e ilesos, le construirían un lugar honorífico a la estatua de la Virgen María que llevaban en su barco, en el sitio allá donde llegasen a tierra”.

Las condiciones marítimas y subacuáticas son aptas para fondear una embarcación en esta playa abierta a vientos del este-sureste. El mejor fondeadero se halla junto a la punta de separación entre El Rey y El Mago, lugar con fondos de arena y alga, a una profundidad que oscila entre los cuatro y cinco metros. Esta playa se encuentra muy cerca del Club Nàutic Portal Vells, donde destaca la Torre des Moro, fortificación defensiva construida en el año 1580.

Al día siguiente, mientras se desayuna a bordo, se tienen las mejores vistas del bello fondeadero de Cala Blava (Llucmajor). Es un buen sitio para relajarse y pasar el día relajados haciendo snorkel, o bajando a la playa con la embarcación auxiliar.

Cala Blava está a cinco kilómetros de S’Arenal, también se la conoce por Cala Mosca.

Esta pequeña playa de arena está encajada entre roquedales de poca altura, aunque los acantilados de las cercanías de Cala Blava alcanzan los 25 metros, lo que proporciona unas excelentes vistas panorámicas sobre la bahía de Palma. Las rocas bajas que surgen a su alrededor son una excelente alternativa al largo arenal por el que transcurre un torrente y en el que hay numerosas barquitas varadas.

Proa a la isla de Cabrera

Tras el día de relax ponemos proa a la Isla de Cabrera de la que nos separan unas 20 millas náuticas (32,18km.), durante las cuatro horas de navegación podremos observar todo el perfil de la costa de Mallorca.

El Parque Nacional Marítimo-Terrestre del archipiélago de Cabrera está ubicado al sur de Mallorca y está formado por 19 islas menores e islotes. La fauna y vegetación del archipiélago ha evolucionado de forma diferente, dependiendo del hábitat y condiciones ambientales de cada isla o islote, lo que ha supuesto que habiten variedades endémicas propias. Es el caso de la lagartija balear (Podarcis lilfordi), de la que se han catalogado diez subespecies endémicas, exclusivas de diferentes islas e islotes.

La estancia en Cabrera nos proporciona el marco idóneo para practicar snorkel, y también hacer excursiones en tierra para visitar la Cueva Azul y el Castillo del s. XIV.

El Castillo de cabrera se levanta 72 metros de altura a la entrada del puerto natural de Cabrera. Se accede desde el exterior, por una escalera nueva. Una vez dentro por la escalera de caracol se sube al primer piso donde nos encontramos con una explanada exterior y las estancias que alojaron la capilla, la cámara del gobernador y la del capellán. Por una escalera exterior se accede al nivel más alto de la construcción, desde donde se disfrutan unas vistas excepcionales y donde se conserva un detalle de una inscripción echa por prisioneros franceses procedentes de las guerras napoleónicas. “Fleuri Grapain prisonnier 1809 et 1810”.

En el cementerio de reducidas dimensiones, que se encuentra subiendo al castillo, está la tumba del aviador alemán Bochler, caído en su aparato M-109 en aguas de Cabrera el 1 de abril de 1944.

Madrugón, y a Formentera

Para recorrer las casi 74 millas náuticas (120,7km.), que nos separan de la isla de Formentera, se debe levar anclas a las 6’00am. Saliendo a esta hora, sobre las 18’00h se llegará S’Espalmador en Formentera, donde fondearemos.

Este pequeño islote, de aproximadamente tres kilómetros de longitud y uno de anchura, está situado al norte de Formentera y forma parte del Parque Natural de Ses Salines d’Eivissa i Formentera.

Litoral de Ibiza

Descansados de la travesía de la jornada anterior llegó el momento de descubrir la isla de Ibiza con una plácida navegación. Lugares encantadores con míticas leyendas como Es Vedrà, les Illes Bledas, la Conillera, etc. Es una de las navegaciones más bellas que se pueden hacer en el Mediterráneo.

Antes de partir de nuevo hacia el puerto base de Palma de Mallorca y finalizar la travesía, una buena cena en Sant Antoni de Portmany y a descansar. Antes de largar amarras hacia el destino final, se debe preparar el barco y dejarlo todo estivado para cubrir sin percances las casi 72 millas que nos separan de Palma de Mallorca.

 

 

posidonea_1Cálculos para la navegación

 

Tramo Millas Rumbo
De Palma M. a Sta. Ponça 9.5’ 237.9°
De Sta. Ponça a Portals Vells 3.64′ 114.7°
De Portals Vells a Cala Blava 9.28′ 85.3°
De Cala Blava a Cabrera 21.93′ 153.4°
De Cabrera a S’Espalmador 73.96′ 253.3°
De S’Espalmador   a Es Vedrà 11.42′ 293.9°
De Es Vedrà a Sa Conillera 6.72′ 5.9°
De Sa Conillera a St.Antoni P 3.72′ 97.5°
De St.Antoni P. a Palma de M. 71.72′ 59.8°
Total 212.89

 

 

 

 

 

 

 


You May Like This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*