El agua

Como padres siempre cuidamos de la alimentación de nuestros hijos, la ropa que visten, los juguetes que utilizan y sobretodo de su seguridad. No obstante, durante las vacaciones de verano, en la playa, la relajación provoca que se descuiden algunas precauciones básicas y no siempre prestamos atención a la calidad y estado de las aguas.
Esto puede causar a nuestro hijo problemas como erupciones cutáneas y pequeñas irritaciones. Hoy te indicamos algunos pequeños consejos para cerciorarte que la calidad del agua de la playa es la óptima.

  • Muchas de las ciudades con playas están obligadas por ley a hacer controles de calidad en sus aguas. Esto podrás consultarlo en su página web, así como otras informaciones de la playa: zonas donde alquilar embarcaciones, socorristas disponibles, etc.
  • El método más seguido actualmente para aclarar todo tipo de dudas, buscar en Google el nombre de la playa en cuestión acompañado de “calidad del agua”.
  • Consultar los periódicos y revistas locales paran saber la actualidad y los progresos que se realizan en su destino de vacaciones.
  • Tener en cuenta la señalización de la playa: horarios de atención por posibles percances, socorristas, estado de la playa (indicado normalmente según el color de las banderas).
  • Localizar el lugar donde se abocan los residuos urbanos al mar (alcantarillado) y alejarse de las aguas cercanas, ya que podrían contener bacterias contaminantes.
  • Al enseñar a nadar a tus hijos recuérdales que no deben beber el agua donde nadan, ya que esta podría estar contaminada.
  • Proteger bien aquellas lesiones con herida abierta, ya que si el agua resulta estar contaminada, será más fácil que las bacterias y microorganismos puedan provocar problemas posteriores.
  • En caso de no estar seguro de la calidad del agua, siempre puedes disfrutar de otras opciones como la pesca, construcción de castillos de arena, búsqueda de conchas… Actividades que seguro harán disfrutar a los más pequeños.

Esperamos que te sean muy útiles estos consejos preventivos para asegurar la calidad de las aguas de tu destino vacacional. Esto hará que puedas disfrutar con más tranquilidad del destino que has elegido, como de tu familia.


You May Like This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*