Consejos para comprar gafas de sol

Ahora que llega el buen tiempo, es momento para tener en cuenta que nuestros ojos pueden sufrir con la luz solar si nos los protegemos correctamente. Especialmente si vas a navegar, tus ojos van a estar expuestos a una gran cantidad de luz solar cada día. Desde BoatBureau te presentamos algunos consejos para comprar gafas de sol, para que este verano cuides tu salud ocular. Y recuerda que tanto adultos como niños deben usar gafas de sol.

Puedes activar los subtítulos en español del vídeo desde el botón subtitles-icon-international de la parte inferior del reproductor.

1. Las lentes deben absorber al menos el 75% de la luz solar y bloquear el 100% de los rayos ultravioleta (UV). Las gafas que filtran menos del 75% de luz son adecuadas para días nublados o ciudades con poca luz. Especialmente si vas a navegar y, por tanto, estarás al aire libre, asegúrate de que tus ojos no sufran con el sol.

2. La coloración de la lente no debe perjudicar la visión. Las lentes verdes son las más adecuadas, así como las grises o marrones. Las rojas, naranjas y amarillas pueden ser de ayuda en días nublados porque aumentan el contraste, pero los colores azul o violeta son puramente estéticos.

3. Si estás comprando en la Unión Europea, asegúrate de que lleven la marca CE, ya que solo así están aprobadas para su uso y son seguras. Y si estás en otro continente, trata de comprarlas de buena calidad. La salud visual es muy importante y un producto de mala calidad puede causarte daños irreparables.

4. Comprueba que las lentes quedan centradas en frente del ojo. Solo así tus ojos estarán bien protegidos y, además, la comodidad será mayor.

Consejos para los niños

5. Es mejor elegir monturas de plástico o pasta, ya que son más ligeras y más cómodas para los niños. Hay que asegurarse también de que no les resbalan por la nariz; por eso es mejor ir a comprarlas con ellos.

6. Y para los cristales, mejor que sean de policarbonatos o cristales orgánicos. Son muy difíciles de romper y así nos ahorramos algún susto además del desperdicio económico que supone que se rompan al poco tiempo de estrenarlas.

– fotografía de cabecera de Jamie McCaffrey (licencia)


You May Like This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*